sábado, 19 de diciembre de 2015

Asesinos

 Sois seres vivos. Os gusta comunicaros, hablar sin parar. Que os entiendan, que os comprendan y, sobre todo, que os hagan sentir especiales.

 Nacisteis con una finalidad: vivir la vida que os tocó. Ya seáis ricos, y tengáis cualquier objeto material que necesitéis al alcance de vuestras manos. Seáis pobres, y tengáis que luchar día tras día por vencer el hambre. O seáis una mezcla entre ambos, enfadándoos al no tener un plato de comida o un juguete que todos los niños tienen.

 Crecisteis rodeados de acciones buenas, vuestros familiares intentaron hacer lo mejor que pudieron para que ahora fueseis las personas que sois. Lucharon, sí, pero cuando os llega el momento de alejaros de ellos y no conseguís sobrevivir, no es culpa suya. Ellos han intentado dar todo lo que han podido. O al menos, así debería haber sucedido.

 Sois seres con características especiales. Un oso panda no es capaz de bailar como vosotros hacéis. Un pingüino no es capaz de tocar ningún instrumento. Una rana no puede entonar preciosas melodías durante toda su vida. Un gato no puede estar escribiendo esto. Ni un perro, por muy listo que sea, puede conseguir alcanzar vuestros pensamientos.

 A esto me refiero; a que los seres humanos tenéis privilegios. Sois los especiales, los que marcan una gran diferencia ante todo el resto de especies. Y, sin embargo, no lo sabéis aprovechar.

 Tenéis varias lenguas en cada país. Millones de monedas, billetes y tarjetas para conseguir recursos. No os guiáis por los instintos, sino que podéis realizar vuestras acciones pensándolas previamente. Sois capaces de hacer cualquier cosa que os propongáis. Sois científicos, filósofos, matemáticos, historiadores... Descubrís el mundo que os rodea. Y seguiréis así, simplemente hay que tener paciencia.

 Porque vosotros, ahora mismo, sois lo reyes de este mundo. Pero, ¿por qué lo arruináis? ¿Por qué estáis malgastando todo lo que os rodea? ¿Por qué contamináis, ensuciáis, destruis?

 He visto el telediario millones de veces desde que existo, y en las noticias cada día aparecía la palabra "asesinos". Y sí, entiendo que esa palabra se refiera al acto de matar a una persona.

 Pero, ¿y cuándo matáis a un animal o a una especie entera? Supongo que ahí también deberíais ser llamados así: asesinos. Y cuando destruis la capa de ozono que os rodea, decidme: ¿no sois ahí también asesinos?

 O cuando, año tras año, destruis el lugar en el que vivís. Decidme, ¿quiénes son los verdaderos asesinos?

 No generalizo, pero digamos que prácticamente más de la mitad de vosotros, seres humanos, estáis destruyendo una pequeña parte de algo que os pertenece. Pero que os pertenece no como humanos, sino como seres vivos. A vosotros, y a todos.

 No estáis a tiempo de salvarlo, pero si de atrasar su muerte. Y eso os convertirá en menos asesinos. ¿Por qué no lo intentáis?

 Atentamente, Belle.

2 comentarios:

  1. Haces pensar Belle, deseando leerte el próximo sábado.

    ResponderEliminar
  2. Haces pensar Belle, deseando leerte el próximo sábado.

    ResponderEliminar